Fidelizar a tus clientes


¿Qué es la fidelización de clientes?

Se trata de estrategias cuyo objetivo es lograr que un cliente ya existente en la empresa se vuelva un cliente habitual, es decir, que compre de forma frecuente y no esporádica.

¿Qué beneficios produce la fidelización de clientes?

Los beneficios de la fidelización son, por un lado, obtener más ventas de forma continuada, y por el otro, lograr una buena estrategia de comunicación entre clientes, puesto que el consumidor ya fidelizado de seguro recomendará nuestra empresa a otras personas.

5 estrategias para fidelizar a tus clientes

A continuación, se realiza un breve repaso de las principales técnicas de fidelización de clientes:

Ofrecer contenido de valor

Como hemos comentado en el epígrafe anterior, conocer a nuestro público objetivo nos va a permitir ofrecerle un contenido de calidad, es decir, desarrollar una estrategia de marketing de contenidos con la que atraer a los clientes de forma natural y, por supuesto, aumentar su vínculo con tu marca para fidelizarlos.

Email Marketing personalizado

El Email Marketing es una de las herramientas más efectivas a la hora de fidelizar a nuestros clientes, ya que podemos comunicarnos con ellos directamente, evitando, por ejemplo, el “ruido” que se produce en las redes sociales.

Ofrecer recompensas

Otra opción habitual es la creación de un programa de fidelización. Para ello, resulta muy interesante utilizar diversas técnicas como los programas de puntos, los bonos o los descuentos, entre otras.

Mejorar sus expectativas

La gestión de las expectativas de los clientes suele ser un terreno complicado y difícil de manejar. En ese sentido, la clave está en satisfacerlas rápidamente y, en la medida de lo posible, mejorarlas, dando lo mejor de nosotros mismos y de todo nuestro equipo.

Atención personalizada

Ofrecer un servicio de atención personalizada es imprescindible para que nuestros clientes vuelven a confiar en nosotros, especialmente si se produce algún desencuentro, problema o malentendido.

En definitiva, toda empresa o negocio debe contar con un sólido plan de fidelización de clientes, tanto para mantener la relación con los actuales, como para fortalecerla con los que están por llegar y que han decidido dar una oportunidad a su catálogo de productos o servicios. Por pequeña que sea una empresa, no debe dejar de lado este importante recurso, ya que aplicando una serie de técnicas sencillas, se obtendrá grandes beneficios.